martes, 18 de diciembre de 2018

Guabirá abre de local en la Sudamericana

En su segunda incursión en la Copa Sudamericana, Guabirá tendrá como oponente a Deportivo Macará (Ecuador) en la primera fase de este certamen internacional, que comenzará en febrero de 2019 con los partidos de ida y vuelta. El primero choque del representativo boliviano será en el estadio Gilberto Parada, de Montero.

La noche del lunes, en Luque, Asunción, se llevó adelante el sorteo de la primera fase, una instancia formada por 22 llaves. Guabirá cayó a la llave 12 junto a Deportivo Macará, cuya fecha de los compromisos de ida será fijado para febrero y la revancha será a finales de febrero, marzo, abril o mayo.

Guabirá quedó emparejado contra un oponente con poco recorrido encima del escenario internacional. El debut de Deportivo Macará -con sede en la ciudad de Ambato- en la Sudamericana se produjo este año.

El plantel azucarero de Montero, de momento, es el único elenco boliviano clasificado a la Sudamericana 2019. Los restantes tres cupos están en disputa y recién el miércoles por la noche se conocerá a los dueños de esos boletos.

En la llave 4 caerá Bolivia 2 y tendrá como oponente a Ríonegro Águilas (Colombia), en la llave 13 irá Bolivia 1 contra Monagas (Venezuela) y en la llave 17 está Bolivia 3 frente a Zulia (Venezuela). Los tres planteles bolivianos comenzarán en condición de local y resolverán la clasificación en el juego de visitante.

Los 22 ganadores de esta primera fase pasarán a la segunda, donde se sumarán los diez elencos que vendrán de la Copa Libertadores de América 2019 para ingresar a un nuevo sorteo y definir los cruces. Mientras, la organización recordó que en esta edición habrá sólo una final a jugarse en Lima, Perú.

La Conmebol, asimismo, dio a conocer los montos económicos que recibirán los clubes. Por sólo participar en la primera etapa, el premio alcanza a los 300 mil dólares, en la segunda ronda hay 3750 mil dólares como recompensa. Por llegar a los octavos de final hay 500 mil dólares, por acomodarse en los cuartos de final hay 600 mil dólares, los semifinalistas se adjudicarán 800 mil dólares, el subcampeón tendrá dos millones de dólares y el campeón cuatro millones dólares.

sábado, 15 de diciembre de 2018

Guabirá vendrá a presionar



Guabirá se preparó bastante para presionar y ser preciso en la entrega del balón de cara al partido de este domingo ante Universitario, por la fecha 25 del Torneo Clausura.

Víctor Hugo Antelo probó algunas variantes para el partido contra la “U”, entre ellas la del montereño Juan Salvador Mercado o el cruceño Jorge Lovera por Pedro Chávez.

Al volante paraguayo se le acabó la temporada, tras conocerse una nueva ecografía de partes blandas que confirmó un desgarro de un centímetro en la parte posterior de su muslo derecho.

Su recuperación demandará de ocho a diez días, por lo que no jugará los últimos dos partidos del torneo Clausura de la División Profesional, contra Universitario y Sport Boys, respectivamente.

El jugador lamentó perderse sobre todo el clásico del norte, del miércoles contra el Toro.

A pesar de que viene de sufrir una contractura en el glúteo mayor, el atacante José Alfredo Castillo será titular frente al cuadro “docto”, según confirmó a medios cruceños el estratega Antelo.

jueves, 13 de diciembre de 2018

Víctor Hugo Antelo: ‘Sacamos a la gente que hizo daño y Guabirá mejoró’



El último 6 de diciembre, Víctor Hugo Antelo cumplió dos años como técnico de Guabirá, un registro difícil de alcanzar en este tiempo porque en el fútbol mandan los resultados y cuando las cosas van mal la primera cabeza en rodar es la del entrenador.

La estadía más larga en el último tiempo se había dado con Javier Vega al mando de Universitario, entre 2013 y 2015 y todavía parece imposible que alguien pueda igualar la marca que dejó Jorge Habegger con sus tres años (1986-1989) en su primer ciclo en Bolívar. Antelo dice que su proceso se sienta en dos pilares: la disciplina y el control del plantel.


— ¿Cuál es la fórmula para permanecer en un cargo que en nuestro fútbol es muy inestable?


— Es producto del trabajo. Guabirá venía de ser un equipo que siempre peleaba por el descenso de categoría, pero desde que llegamos implantamos otra manera de manejar el grupo y por ello se consiguió la clasificación a dos ediciones de la Copa Sudamericana, la primera este año y para 2019 ya tenemos un cupo.

La gente ha valorado los logros deportivos porque todo proyecto, por más que sea atractivo en los papeles, necesita ir acompañado de resultados.

— ¿Cómo se dio su llegada?


— Me llamó Rafael Paz, el presidente, porque la situación estaba complicada. El club era uno de los candidatos para el descenso de categoría y nos fijamos el objetivo de salir de esa situación y después de ello, aspirar a algo más.

En el plano deportivo conseguimos rápido resultados en busca de la permanencia, por ejemplo le ganamos 3-0 a The Strongest en Santa Cruz y sumamos otros buenos triunfos contra equipos grandes; ahí nos dimos cuenta de que el equipo no merecía estar en ese lugar incómodo.

Vi que el plantel tenía gente joven que no estaba jugando, porque seguro que para el técnico anterior no estaba en sus planes. Recuerdo que para el primer partido hice ocho cambios y dieron resultado.

Le dije al presidente que había un potencial en el plantel con jugadores jóvenes y que necesitaban apoyo de algunos futbolistas experimentados para aspirar a más y así, paso a paso, conseguimos una clasificación internacional que el club no tenía hace 25 años.


— ¿Cómo obtuvo el control total de la plantilla?


— Guabirá no está en las mismas condiciones económicas que Bolívar, The Strongest y Oriente Petrolero para traer refuerzos, pero pedimos traer la gente adecuada para el club.

Lo importante es que el presidente ha respaldado mi forma de trabajar, pues ni bien llegué separé a varios jugadores, incluso a utileros y kinesiólogos porque Guabirá era una fiesta antes de mi llegada. Sacamos a la gente que le hacía daño al grupo y mejoramos. El presidente respetó mi forma de actuar en cuanto a la disciplina.

— ¿Esas decisiones lo hicieron ver como el malo de la película?

— Es que Guabirá estaba acostumbrado a otra vida, así que llegué a cambiar la forma de ser y quedé efectivamente como el malo y ellos, de santas palomitas.

He tratado de que los futbolistas mejoren, por lo general vienen de una condición humilde y muchas veces no entienden que el fútbol puede ser una salida a la economía, que pueden tener mucho dinero jugando.

— ¿Cómo les llegó para que entendieran el mensaje?

— Primero, con el ejemplo de lo que uno hizo; luego, separé a jugadores importantes, ellos vieron que lo mío no era chiste, les dije que si cometían faltas dejaban el plantel y tuve desde el inicio respaldo del presidente. Prediqué con el ejemplo, jamás con amenazas.

— Sacó a un arquero por indisciplina y el reemplazante fue goleado dos veces...

— No fue fácil prescindir de algunos, pero ese es el camino.

Puse un arquero de 18 años, nos metieron seis goles en La Paz y seis en Oruro, pero había que tomar decisiones, no podía ser titular un tipo indisciplinado porque igual iba a perder. Lo saqué convencido de que a la larga íbamos a ganar, y se dio.

— ¿Qué significa cumplir dos años en un mismo club?

— Para mí es un motivo de satisfacción que la dirigencia crea no solo en mi trabajo sino en la forma que tengo para manejar los grupos. Tengo 41 años en esto (en el fútbol) y he aprendido mucho y he sumado experiencias sobre todo cuando yo era jugador

— Recuerde cosas que vio en su época de jugador...

— Cosas que permitían técnicos y dirigentes o ambos: que venía un jugador borracho a los entrenamientos, que dos o tres faltaban y nadie decía nada.

Cuesta cambiar, pero lo mío es buscar lo mejor para los jugadores que están bajo mi mando. Me siento parte del inicio de una nueva era del fútbol boliviano, de querer que los jugadores sean profesionales, y uno no solamente tiene que hablar sino hacer para ser serio.

— ¿Percibe que el fútbol boliviano se hizo más profesional o más disciplinado?

— Ha mejorado mucho. En la época en que yo jugaba había una frase conocida en el medio: ‘Si no bebes no puedes ser futbolista’, y sucedía. Llegaba un juvenil y los grandes se encargaban de eso; pero también había gente profesional que se cuidaba y daba buenas enseñanzas. Hoy hay algunos lunares que se deben separar.

— ¿Cómo hace seguimiento a los jugadores que llegan?

— Primero, que sea un buen profesional, pues lo de buen futbolista pasa a segundo plano. Averiguo su forma de vida porque con el tiempo te pueden fregar el proyecto.

— Guabirá ya dijo que quiere que se quede, ¿se quedará?

— Hay predisposición, seguro vamos a conversar para intercambiar criterios con calma. El desafío de jugar la Sudamericana me gusta, he hablado ya con los jugadores, les dije que un partido internacional es como 20 del torneo local y ellos están poniendo su mejor esfuerzo. En el grupo hay mucha gente humilde de pueblos del Beni y Santa Cruz y quedaron maravillados por vivir esa experiencia.

— ¿Cuánta gente hizo debutar en el plantel?

— Al menos 12 jugadores que están rayando bien; no es que los puse y luego desaparecieron. Me alegró que debutaran y dieran pelea por ser titulares, así se han consolidado en el equipo y algunos son inamovibles porque solo hay espacio para 11. He creado una competencia leal y saben que los elegidos son los que se desempeñan mejor en los entrenamientos y fuera de la cancha.

Perfil

Nombre: Víctor Hugo Antelo Barba nació en Santa Cruz, 2 de noviembre de 1962.

Familia: Casado con Rosmery Aguirre, tienen cuatro hijos: Paula, Víctor Hugo, Natalia y Victoria.

Marca: Como futbolista anotó 350 goles hasta su retiro en 2001.

Sin chances, Guabirá viene a Sucre “sólo por cumplir”



Alejado de la zona de clasificación de torneos internacionales y los puestos del descenso, Guabirá jugará este domingo (16:00) ante Universitario en Sucre “sólo por cumplir”.

Con 30 unidades en 24 partidos, de lograr una victoria en su visita al Patria los azucareros ni siquiera podrán escalar alguna posición en la tabla, pues están a cinco puntos de Oriente Petrolero (35).

Décimo en la tabla del Clausura, está por encima de Aurora (24), Real Potosí (19), Universitario (19) y Destroyers (17).

En la pasada fecha, Guabirá derrotó a Aurora de manera contundente por la cuenta de 3-0, en el estadio Gilberto Parada de Montero.

Guabirá, que tiene 41 unidades y también ocupa el décimo puesto en la tabla acumulada, ya se clasificó a la Copa Sudamericana 2019 como Bolivia 4 en el torneo Apertura de la primera mitad de gestión.

lunes, 10 de diciembre de 2018

Gana y toma aire Guabirá al derrotar a Aurora

Guabirá derrotó a Aurora de manera contundente por la cuenta de 3-0 la noche del domingo, en el estadio Gilberto Parada de Montero. Con este resultado, el equipo dirigido por “Tucho” Antelo, queda totalmente desligado de la zona del descenso. Lo contrario ocurre con Aurora, que aún sigue comprometido con el indirecto

Los goles. Después de un primer tiempo sin jugadas que alteren el desarrollo normal del juego, los Diablos Rojos descargaron en el complemento su ofensiva en el pórtico contrario y los goles comenzaron a saltar a su favor por intermedio de José Alfredo Castillo (56'), Fran Supayabe (61') y Juan Montenegro (84').

Sin peligro. El Equipo del Pueblo trataba de hacer un mejor partido, reordenó sus filas para devolver los ataques, sin embargo, esos planes se vinieron abajo con el segundo gol de Guabirá que sorprendió al oponente a través de un disparo de larga distancia de Supayabe, quien se tuvo confianza y venció al arquero Agustín Cousillas.

Aurora adelantó sus líneas, se animó a buscar el descuento y en su intento por encontrarse con un mejor resultado recibió un contragolpe. El ataque fue iniciado por Daniel Febles, quien ingresó en el complemento, y dio el pase a Montenegro, cuya reacción veloz le permitió definir delante del pórtico.

Con tranquilidad. Este triunfo le sirve a Guabirá para quedar fuera de cualquier peligro de caer en la zona del descenso indirecto de categoría y con la clasificación a la Copa Sudamericana 2019 en el bolsillo solo trata de cerrar el año con una buena imagen.

Complicado. El “equipo del Pueblo”, todavía corre el riesgo de caer al indirecto. Necesita, al menos un punto, para quitarse de encima esa amenaza. El fútbol que mostró en la jornada estuvo lejos del rendimiento que lució ante The Strongest (1-0).

Guabirá estrena sede con homenaje a Rafael Paz

El sábado por la mañana, Guabirá inauguró su sede: "Complejo Deportivo Celina Guabirá". A la ceremonia asistieron diferentes autoridades tanto de Warnes como de Montero. La construcción del proyecto fue obra de la familia Paz Aguilera, y durante la gala, el presidente del club Guabirá, Rafael Paz, fue homenajeado con un busto de su rostro. Rafael Paz no contuvo la emoción ante los medios y su voz se quebrantó: "Esto no lo hago por obligación o porque alguien me lo pide, lo hago porque amo a Guabirá", comentó el presidente ante lo medios.

La infraestructura, cumple con las condiciones para que el primer plantel desarrolle sus entrenamientos.

Estadio: Gilberto Parada (Montero)
Público: 10 mil personas
Árbitro: Alejandro Mancilla (Beni)
Asistentes: José Ovale y Victorino García (ambos de Beni). Miguel A. Vargas (SCZ) 4to.
Goles: 56' José Castillo, 61' Fran Supayabe, 84' Juan Montenegro (GB).
TA: 21' José Castillo, 50' Diego Hoyos (GB). 48' Vladimir Castellón, 50' René Barbosa (AUR)
TR: No hubo.


Guabirá recupera la memoria y se lleva el triunfo

Con un fútbol práctico, Guabirá recuperó el olfato goleador al vencer anoche (3-0) a Aurora en el estadio Gilberto Parada.


Los azucareros aparecen en el décimo casillero con 30 puntos, mientras que los vallunos permanecen en el puesto 11 con 24 unidades.
Guabirá concretó la victoria en el segundo tiempo en la Caldera de Montero, con goles de José Alfredo Castillo (55’), Fran Supayabe (60’) y Juan Carlos Montenegro (84’).

Video Guabira 3 - 0 Aurora