miércoles, 14 de abril de 2021

EL AZUCARERO HACE HISTORIA EN SU ANIVERSARIO 59⚽

 El Club Deportivo Guabirá, que es uno de los dos equipos bolivianos que clasificó a la Fase de Grupos de la Conmebol Sudamericana,  fue fundado por trabajadores del Ingenio Azucarero Guabirá, el 14 de abril de 1962, en la ciudad de Montero, Santa Cruz. 

Desde su fundación, Los Diablos Rojos empezaron a conseguir títulos en campeonatos departamentales y lograr su ascenso a primera A en 1965. La popularidad del equipo hizo que se convierta en un emblema de Montero y que la Caldera del Diablo, Estadio Gilberto Parada en el que Guabirá disputa sus partidos de local, se convirtiera en el fortín del equipo para lograr sus victorias. 

Los Azucareros consiguieron el campeonato de la primera división en 1975 y en 1977 El Rojo formó parte de los 16 clubes que crearon la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.  En cuanto a los torneos internacionales, Guabirá participó de la Copa Libertadores de América en 1976, mientras que en la Sudamericana lo hizo en 2018, 2019 y 2021.

En este último torneo, el pasado 7 de abril el equipo de Montero clasificó a la Fase de Grupos imponiéndose a Nacional Potosí con un marcador final de 6 – 2.


jueves, 8 de abril de 2021

Los jugadores de Guabirá se quedarán con el 20 % del premio

 A los jugadores de Guabirá les sonríe la vida. La clasificación a la Copa Sudamericana y la buena campaña que viene cumpliendo el equipo hasta el momento los ha hecho olvidar lo complicado que fue gran parte de la temporada pasada, en la que tuvieron que padecer por la paralización del campeonato y la reducción salarial por la crisis que generó la pandemia.

Hoy la realidad es diferente para el plantel que dirige Copito Andrada. Les va bien en lo deportivo y en lo económico.

Ronald Paz, vicepresidente del club azucarero, informó a DIEZ que el equipo recibió 150 mil dólares de los $us 225 mil que Conmebol entregó en la primera fase de la Copa.

“Habíamos quedado en ese monto para que los jugadores recuperen lo perdido por los descuentos que les hicimos a sus salarios por la crisis que ocasionó el Covid”, dijo Paz.

Y los ingresos siguen. El triunfo de este miércoles en la Villa Imperial y la clasificación a la fase de grupos les permitió a los rojos sumar 900 mil dólares, de los cuales, según  el acuerdo con la directiva de Guabirá, el 20 por ciento será para los futbolistas.

Haciendo números, el grupo de jugadores se quedará con 180 mil dólares. Por las dos fases del torneo sudamericano, el monto del premio ascenderá a $us 330 mil.


Guabirá firma su clasificación con una victoria en Potosí

 Con un triunfo en condición de visitante por 2-1, Guabirá completó el boleto para ingresar a la zona de grupos de la Copa Sudamericana, después de quitar de su camino a Nacional Potosí la noche del miércoles y dejar la llave a su favor con una ventaja global de 6-2.

Guabirá continuará compitiendo en la Sudamericana como el ganador en la ida y en la vuelta. El cuadro de Montero ingresará a uno de los inéditos grupos en este certamen, cuyos oponentes se conocerán este viernes (11:00 hora boliviana) en el sorteo que se celebrará en la sede de la Conmebol.

Pese al inicio agresivo de Nacional Potosí, buscando abrir la cuenta lo antes posible para acortar la brecha que se marcó en la ida, el primer gol fue anotado por los rojos a los 14 minutos por intermedio de Kevin Mina, quien durante el primer tiempo fue el forjador de los ataques y puso en apuros a la defensa.

El pulso de la ofensiva del plantel potosino estaba marcando el juego con desesperación, descuidando la marcación y por ese sector trabajó Guabirá con Mina, protagonista de una acción de peligro que finalizó con el palo devolviendo la pelota, y cerca del final del período inicial el defensor, Oscar Añez, tuvo que lanzarse a los pies de Mina para evitar que definida con el pórtico de frente.

Esta etapa finalizó con una falta penal contra Sebastián Gularte, quien se encargó de ejecutar el disparo desde los 12 pasos y envió el balón hacia su derecha, donde el esférico se encontró con el palo vertical. La noche trágica comenzó para Nacional Potosí.

Con el 0-1 en contra, sumándose al 1-4 en Montero, Nacional Potosí estaba con un desafío enorme y sólo con 45 minutos para tratar de cambiar la historia. Las instrucciones y las modificaciones empujaron de la banda roja contra un muro defensivo que parecía inamovible.

La línea defensiva de Guabirá recién se abrió a los 69´ con el gol del empate de Ronald Cuéllar, con un disparo frontal desde la media luna. Fue el único espacio que pudo encontrar el local.

El tiempo estaba encima, Nacional Potosí dejó espacios detrás de sus espaldas por su afán de ganar y buscar el milagro. Sin embargo, Guabirá estaba atento a los errores para aplicar el contragolpe, esa idea resultó productiva y tuvo un par de llegadas.

De los contraataques, hubo uno que finalizó en la segunda conquista a los 82 minutos cuando un centro llegó a la posición solitaria de William Álvarez, quien quedó delante del pórtico y definió abajó para concretar el triunfo y la clasificación.


lunes, 22 de marzo de 2021

Víctor Hugo Andrada: “tenemos los pies sobre la tierra”

 “Para nosotros la llave está abierta, es verdad que tenemos una buena diferencia de goles, pero esto es fútbol, nosotros tenemos los pies sobre la tierra; en frente tendremos a un rival que también tiene un propósito, lo que hay que hacer es trabajar y esperar el partido de vuelta con la misma seriedad que la enfrentamos en Montero”, formuló el director técnico de Guabirá, Víctor Hugo Andrada.

El pasado miércoles el plantel “azucarero” debutó en la Copa Sudamericana (primera fase) con una nota alta en el estadio Gilberto Parada, de Montero, le ganó a Nacional Potosí por 4 a 1 resultado que dejó más que molestos a los dirigentes del elenco potosino, por lo que Rolando Careaga aseveró que Guillermo Álvaro Peña no era más técnico del plantel, pero en las pasadas horas anunciaron que el boliviano continuará al mando de la plantilla sin dar mayores explicaciones, no menos cierto es que al interior del equipo la taza se rompió.

“No ganamos nada, los partidos hay que jugarlos y la planificación tiene que ser día a día, para no perder ritmo y competencia”, dijo el entrenador, además de adelantar que para el cotejo ante la banda roja jugarían partidos de preparación, “tenemos un encuentro contra Aurora (el viernes en Cochabamba, por la tercera fecha del torneo local), después la idea es seguir jugando y llegar mejor ante Nacional”.

El partido de vuelta de la Sudamericana fue programado para el 7 de abril en la ciudad de Potosí, donde el técnico Andrada anticipó que no descuidará nada, además está convencido que queda 90 minutos de juego, y no se confía en la diferencia de goles que logró de local para avanzar a la inédita fase de grupos de la Copa, en el que el equipo tiene el propósito de avanzar.

“Tenemos la expectativa de pasar la llave; esperemos llegar a ese encuentro en condiciones y que todos (los jugadores) estén bien y tengamos la materia primera para elegir y estar bien físicamente como futbolísticamente”, comentó el entrenador, puntualizó que enfrentarán el torneo local y la Copa con “el mismo interés y responsabilidad”.


Guabirá imparable, ayer dio cuenta de Blooming

 Con juego de conjunto y sin desesperarse, el plantel de Guabirá celebró la victoria ante Blooming (0-1) el domingo en el estadio “Ramón Aguilera Costas” de Santa Cruz, donde el técnico del equipo perdedor, Eduardo Villegas no ocultó su malestar por el resultado. El encuentro correspondió a la primera fecha (reprogramado) del torneo local.

Para el plantel celeste el partido fue un sobresalto, la expresión del entrenador cochabambino era suficiente como para ver el malestar del cuerpo técnico, pues el celeste por varios minutos fue arrinconado, las llegadas de gol fueron contadas, las individualidades probaron suerte frente al arco, pero nada les salía ante un elenco que entró con la mira puesta en arrollar y se fue con todo.

Fue la tarde del jugador Mateo Abastoflor, el joven futbolista (18 años de edad) mostró su mejor juego, ensambló con Kevin Mina, ambos fueron un verdadero dolor de cabeza para la defensa celeste y se perdieron la ocasión de sumar en el marcador, el grito de gol fue ahogado por el palo del arco y la intervención de Marcos Daniel Vaca.

El futbolista estaba en todas las llegadas de gol para los “azucareros”, corrió en el tiempo que le tocó ser parte del encuentro (más de 50 minutos), en la segunda etapa el entrenador Víctor Hugo Andrada decidió reemplazarlo posiblemente por cuidarlo, pues el siguiente fin de semana el plantel jugará contra Aurora por la tercera fecha del torneo local, posteriormente rivalizará con Nacional Potosí, por el cotejo de vuelta de la Copa Sudamericana en su primera fase.

Guabirá mostró un juego de conjunto que dejó sin aliento a los celestes, el gol del plantel fue convertido por Abastoflor a los 18 minutos, el pase fue Mina, el jugador ve en buena posición al joven jugador, quien sin perder el tiempo la envía directo al arco, la llegada dejó sin opción a nada al golero del plantel celeste (Vaca) quien nada pudo hacer.

El autor del gol celebró la conquista con el rostro empapado de lágrimas, no era para menos tiene la confianza del cuerpo técnico, considera que el futbolista está para mostrar más en este torneo y la Sudamericana. Después del tanto las llegadas fueron más para la visita, pero fallaron en la puntada final.

Para la segunda etapa tanto Villegas como Andrada (de manera respectiva) realizan cambios en la alineación titular, pese a las modificaciones permitió que el celeste se anime a llegar con peligro, es Rafael Mollerke (Rafinha) quien intenta, pero el palo le dice no, después dejó el campo de juego por sustitución, en su lugar ingresó Juan Luis Anangonó, quien oficialmente debutó.

Los minutos transcurrían y la desesperación fue el peor aliado del equipo de Blooming, pues no encontró los caminos para convertir el tanto del empate. Mientras que los “azucareros” no perdieron el rumbo, siguieron atacando hasta que finalmente llegó el último segundo del encuentro y el árbitro Carlos Arteaga (Santa Cruz) dice que el partido se terminó con un resultado favorable para Guabirá.


jueves, 18 de marzo de 2021

Guabirá toma la delantera con una goleada sobre Nacional Potosí

 Guabirá sacó una tajada grande del encuentro que sostuvo contra Nacional Potosí con la goleada por 4-1 que consiguió la noche del miércoles en condición de local, en el compromiso de ida de la primera fase de la Copa Sudamericana.

Esta diferencia de goles les permite a los rojos de Montero tomar una distancia considerable en la carrera por ingresar a la fase de grupos de la Sudamericana. De menos a más, Guabirá llevó adelante este cotejo, remontando la cuenta y sabiendo manejar su superioridad numérica por la expulsión de Oscar Vaca en el lado de la visita.

Nacional Potosí dio la sorpresa con la apertura de la cuenta con el gol de Gerardo Gularte desde el punto penal, con una ejecución hacia la derecha, haciendo inalcanzable la atajada para el arquero Saidt Mustafá, a los 26 minutos, después de una polémica decisión del árbitro Luis Yrusta sobre una infracción dentro del área.

El empate llegó a la cuenta a los 37 minutos por intermedio de Enrique Hurtado, quien bajó dentro del área un centro diagonal y definió con un zurdazo enviado la pelota hacia el ángulo superior izquierdo.

Los locales tenían el cotejo bajo su dominio, generando más fútbol, pero hacía falta un espacio para hacer más daño. A partir del minuto 63 el costado derecho quedó más ancho con la expulsión de Vaca por doble amonestación.

La productivo de los azucareros fue reflejada en el segundo tanto, anotado a los 74´, con un golpe de cabeza de Diego Hoyos cerca del primer palo, tras un servicio de Juan Vogliotti que se movió por los costados para buscar los espacios y abrir la defensa por el costado.

El gol que alejó a los Diablos Rojos del rival fue anotado a los 76´ en una acción personal iniciada por Gustavo Peredo desde la derecha, sacándose a los oponentes hasta encontrar asistencia de Kevin Mina, quien devolvió la pelota, y con el arco de frente convirtió el 3-1.

El equipo rancho guitarra quiso dar la vuelta la cuenta, generó peligro en la mitad de la cancha del local y eso alertó a los dirigidos por el entrenador Víctor Hugo Andrada. Después de los sustos, Guabirá supo devolver los golpes con la potencia de su ofensiva. El 4-1 llegó en tiempo de descuento (93´) con un remate de cabeza de Vogliotti, dentro del área, sin marcación.

La revancha de este partido se jugará el miércoles 7 de abril en la Villa Imperial, donde un empate colocará a los rojos en la próxima instancia, mientras el local necesita de un triunfo con una diferencia de tres goles.